Reapertura de servicios religiosos en nuestra diócesis: declaración del obispo Michael C. Barber, SJ

Me uno a mis hermanos obispos de California al escribir: “A medida que nos acercamos a las principales solemnidades y festividades del calendario litúrgico en las próximas semanas, oramos para que estos días y los primeros pasos que estamos dando para celebrar nuestra fe en nuestras iglesias sean un tiempo de bendición, fortaleza y fe para todos nosotros”.

En medio de las muchas voces que declaran cómo las iglesias deben “reabrir”, espero minimizar la confusión y proporcionar una guía clara a los católicos de nuestra diócesis a medida que acudimos a los sacramentos y a nuestras comunidades en busca de fortaleza y bendición. La salud pública y la seguridad siguen siendo mi principal preocupación. Las medidas de precaución por la seguridad de todos,  como el distanciamiento social, son una demostración práctica de nuestro llamado a amar a nuestro prójimo.

Como recordatorio, he levantado la obligación de asistir a la misa dominical hasta nuevo aviso. Nuestras parroquias están ofreciendo transmisiones en vivo y videos de misas, y tenemos otras opciones disponibles para participar en misas a través de nuestro sitio web de la diócesis.

El Gobernador de California Gavin Newsom y el Departamento de Salud Pública de California han emitido pautas generales para los lugares de culto que son positivas, constructivas y fundamentalmente están alineadas con las recomendaciones que los obispos católicos de California han ofrecido en consulta con los funcionarios estatales y locales. Ahora estoy esperando las reglas y regulaciones específicas de los funcionarios de salud de los condados de Alameda y Contra Costa, con quienes hemos estado en contacto.

Una vez que haya revisado estas reglas y regulaciones en consulta con nuestro Consejo Presbiteral, les daré instrucciones específicas a nuestros sacerdotes sobre cómo coordinar la reanudación de las misas públicas, y los pastores determinarán un cronograma apropiado para cada parroquia.

La semana pasada ofrecí orientación a nuestros pastores con respecto a la celebración de la misa al aire libre, en los estacionamientos, y la distribución de la Sagrada Comunión fuera de la misa. Estas pautas incluían instrucciones específicas sobre cómo nuestras parroquias pueden proporcionarle a usted el Santísimo Sacramento, mientras observan normas de salud pública.  Su parroquia tiene más información sobre lo que usted debe esperar cuando asista a una misa al aire libre o acuda a la iglesia para recibir la Sagrada Comunión.

La experiencia de la pandemia nos ha recordado a todos la profunda preocupación de la Iglesia por el bienestar físico, emocional y espiritual de cada persona.  Pasará bastante tiempo antes de que podamos regresar a las formas familiares de adoración que nos sostuvieron antes de la pandemia, y  que podamos vivir nuestra fe con el mismo fervor con que ahora estamos expresando nuestra caridad y amor por nuestros semejantes.

Les agradezco a todos ustedes por sus continuos esfuerzos para expresar su fe, tanto en oración como en acción. Su constante apoyo financiero a su parroquia, a través de portales en línea o por otros medios, nos permite continuar nuestros ministerios. ¡Gracias!

Todos los días ofrezco oraciones de gratitud e intercesión por cada uno de ustedes. Por favor, les pido que también se acuerden de mí en sus oraciones.

https://oakdiocese.org/news/reapertura-de-servicios-religiosos-en-nuestra-diocesis-mayo-de-2020