Carta abierta a los feligreses de San Leandro

Gracias al Padre Hugo y a los voluntarios que nos permiten celebrar la Misa dominical en nuestra parroquia! Es una bendición contar con el apoyo espiritual que se nos brinda durante estos tiempos difíciles.

St. Leander todavía necesita la ayuda de todos. Los gastos diarios no han desaparecido desde que nuestra iglesia cerró a mediados de marzo. Sin embargo, nuestras contribuciones se han reducido drásticamente desde entonces, en más del 80% desde hace una semana más o menos. Se han tenido que tomar medidas drásticas para reducir los gastos operativos a lo esencial, incluidos los despidos de personal.

Para aquellos que son financieramente capaces, una forma conveniente y segura de continuar haciendo donaciones es hacerlo a través del sitio web diocesano. Utilice este enlace: https://oakdiocese.org/parish-support y recuerde asignar su donación a St. Leander. Es completamente seguro y el 100% de los recibos pasarán a nuestra parroquia. También elimina la necesidad de que el personal y los voluntarios abran sobres, manejen los cheques y los depositen en el banco, creando así un ambiente más seguro para todos.

Pase este mensaje a los compañeros feligreses que no estén incluidos en este correo electrónico.

En nombre de St. Leander, gracias por su apoyo y oraciones, y que todos permanezcan a salvo.

¡Dios los bendiga a todos!
Jeff Brehm
Presidente del Consejo de Finanzas